Seleccionar página

Desde 2003 la tasa de crecimiento del comercio online en China se ha duplicado cada año. El creciente poder adquisitivo de los consumidores chinos es una fuerza impulsora importante. Desde 2015 hasta 2025 se espera que la clase media baja en China pase de los 290 millones a los 525 millones. La clase media baja del país está actualmente representada por hogares con unos ingresos anuales de entre 33.000 y 50.000 RMB (entre 5500 USD y 8100 USD).

Un hogar medio de clase media alta tiene unos ingresos de entre 41.200 y 120.000 RMB (entre 6800 y 19.000 USD). Aunque estas cifras pueden parecen pequeñas, deben tenerse en cuenta los niveles de los precios y las estrictas tasas de cambio. Cientos de millones de chinos disfrutarán de un aumento considerable en los ingresos de los que dispondrán en los próximos 10 años. En 2020, lo que se considera ahora población urbana “pobre” se espera que disminuya de 92 millones a 62 millones, mientras que los hogares considerados como “ricos” aumentarán de 1 millón a 13 millones. Teniendo en cuenta este hecho, no sorprende que muchas compañías internacionales grandes y pequeñas quieran entrar en un mercado con un potencial tan importante.

La investigación realizada en 266 ciudades chinas puso en evidencia que el crecimiento del comercio online ha dado como resultado un incremento considerable en el consumo total del país. Las ciudades con unas tasas más altas de consumo en el mercado electrónico son normalmente las que tienen un consumo global más elevado. Otro dato interesante es que los niveles de consumo solían mostrar diferencias importantes entre ciudades, pero el comercio electrónico está a punto de equilibrar estas diferencias. Hay un entusiasmo creciente por el comercio electrónico entre los consumidores procedentes de ciudades chinas menos desarrolladas. Aunque los ingresos medios por persona son considerablemente menores en estas áreas subdesarrolladas, las cantidades empleadas en el comercio electrónico pronto serán similares a aquellas empleadas por consumidores procedentes de ciudades más prósperas y de mayor tamaño. Esto representa un porcentaje mayor del gasto en las compras en el mercado electrónico en las ciudades desarrolladas y la razón más importante para que esto sea así es el acceso cada vez mayor a una más amplia variedad de productos que no pueden encontrarse en el comercio tradicional en ciudades de tercer y cuarto nivel.

Además de incrementar el consumo global e impulsar el crecimiento económico, el comercio electrónico está a punto de cambiar el escenario de la economía china de forma radical. La competencia ha dado como resultado precios más bajos en el comercio minorista. Una ventaja adicional es que al impulsar el crecimiento en otros sectores el comercio electrónico ha provocado el desarrollo de una industria de servicios por un total de 84 mil millones de RMB (14 mil millones de USD) que los usuarios del comercio electrónico utilizan para realizar sus compras en el comercio online. Estos servicios incluyen los sistemas de pago, el marketing online y la publicidad, la logística, el almacenaje y los servicios IT. Otra consecuencia positiva es que el éxito del comercio electrónico ha tenido un impacto en el comercio físico. Al ofrecer un servicio de comercio más eficaz el sector del comercio electrónico está teniendo un impacto en otros sectores al obligar a los comerciantes tradicionales a conseguir una mejor coordinación entre la oferta y la de
manda lo cual mejorará la eficiencia de la economía a nivel global.

El ecosistema del comercio electrónico chino

En la mayoría de los países desarrollados la industria del comercio ha pasado por diferentes etapas de crecimiento. Después de que comenzara a desarrollarse en empresas de la industria regional o local, el campo se ha visto controlado por unos pocos líderes nacionales. En el caso de China, todavía tienen que emerger líderes nacionales. Los 5 principales minoristas representan menos del 20 % de la cuota de mercado. Si el sorprendente crecimiento del comercio electrónico chino continúa, la industria del comercio del país podría evitar la fase nacional y pasar directamente de la etapa nacional a la etapa multicanal. En el mercado chino delcomercio online ya han surgido importantes actores del comercio electrónico. Alibaba y JD (Jing Dong) se encuentran entre los 10 principales comercios electrónicos chinos. Debido al hecho de que en China la mayoría de edad del mercado minorista ha coincidido con la revolución digital su desarrollo sigue diferentes patrones en comparación con otros países.

Para que las compañías impulsen el crecimiento del mercado es fundamental que exista una gran variedad de productos. Debido a la fragmentación y débil desarrollo del sector del comercio convencional, el comercio electrónico es muy rentable especialmente porque los pocos minoristas del comercio electrónico que existen pueden explotar los nichos nacionales, las deficiencias y los nichos para satisfacer la demanda de los consumidores. El mercado chino del comercio electrónico puede dividirse en dos grupos principales: los mercados virtuales y los vendedores independientes. Los mercados virtuales dominan claramente y, según las últimas cifras, representan alrededor del 90 % del mercado electrónico.

Los mercados virtuales son plataformas de terceros.

Ofrecen una web para que un gran número de comerciantes puedan presentar sus productos. Estas plataformas ofrecen flujos de tráfico ya existentes y las herramientas necesarias para presentar sus productos y establecer escaparates online individuales. También pueden poner en contacto a minoristas que ofrecen sus productos en el comercio electrónico con proveedores de servicios de confianza para que les ayuden con todos los aspectos relacionados con sus actividades de comercio electrónico tales como atención al cliente, logística y soluciones para el almacenamiento. Sus ingresos principales provienen de las tasas de las transacciones y de la venta de servicios de marketing online que ofrecen a las compañías de comercio electrónico. En China, la mayoría de los vendedores en el comercio electrónico deciden trabajar
con plataformas de terceros como forma de evitar fuertes inversiones directas y para poder acceder sin problemas a gran número de clientes. El predominio de los mercados puede sorprender a muchos de ustedes, especialmente porque en la mayoría de los países occidentales, como por ejemplo los Estados Unidos, representan un pequeño porcentaje del mercado. Sin embargo, debido a la facilidad de la entrada y al reducido coste inicial, las plataformas chinas de terceros son generalmente la forma de entrada más rápida, rentable y sencilla.

Los mercados han ofrecido una base de lanzamiento importante a las microempresas, los empresarios y las PYMES. Los mercados online más importantes en China, Taobao y Tmall, han impulsado la creación y el crecimiento de muchas marcas de mercado electrónico nacionales, conocidas como “marcas Tao”. Estas marcas son cada vez más populares gracias a las campañas de marketing online y a las atractivas ofertas de los vendedores online en términos de calidad y precio. Por otra parte, los vendedores online independientes que deciden crear sus propias tiendas online puede que no tengan que pagar las tasas por las transacciones, pero aun así tienen que invertir cantidades considerables para crear sus propias páginas web, personalizándolas para adaptarlas a las necesidades y gustos locales y además tendrán que hacerse cargo de todas las operaciones asociadas necesarias para garantizar importantes flujos de operaciones. Estos costes pueden ser muy elevados y solo están justificados si los vendedores consiguen atraer a suficientes consumidores hacia sus portales. En posteriores capítulos explico las ventajas de tener una página web independiente especialmente en el caso de las marcas. Aunque la estrategia C2C (estrategia cliente a cliente) representa solo un pequeño porcentaje del comercio electrónico mundial en la mayoría de los países occidentales, en China la estrategia C2C representa un mercado mucho más
importante que la estrategia B2C (estrategia empresa a consumidor) representando casi el 80 % del comercio electrónico total. Las microempresas y las PYMES son los vendedores habituales en la mayoría de las transacciones C2C en China.

Puede decirse que el ecosistema global del comercio electrónico de China es rentable salvo para los minoristas online independientes. Para que resulte más claro, a continuación enumero algunos de los aspectosmás interesantes y datos actuales del mercado electrónico chino:

  • El 90 % del sector del comercio electrónico está dominado por el mercado. Las grandes webs B2C son líderes en la mayoría de los países occidentales, pero esto está lejos de ser el caso en China.
  • Más del 70 % del mercado online sigue la estrategia C2C. En otros países el porcentaje del C2C representa menos del 10 %.
  • A pesar del hecho de que el comercio electrónico chino se encuentra en sus primeras etapas, se ha logrado un elevado crecimiento con una inversión relativamente reducida de 2-4 y de ingresos anuales.
  • En su conjunto, el ecosistema del comercio electrónico es muy rentable y las compañías con base en el mercado son las que consiguen mejores resultados.